MI TELEFONO EN LOS ESTADOS UNIDOS:9416236058.
EMAIL:michelesimonperez@yahoo.es
1 SIXTO FELIX NOVO DESDE BOLIVIA.
2 SHARON NASH DESDE IRLANDA.
3 CARLOS (PICHI) BELICER DESDE VENEZUELA.
4 JORGE ALMEIDA DESDE PORTUGAL.
5 PEDRO NEVES DESDE PORTUGAL.
6 GUILLERMO HERNANDEZ MORONES DESDE MEXICO
7 MARCELINO (CHICO) RAMIREZ DESDE MEXICO.
8 NARMADHA NAVARRO GARCIA DESDE ESPANA.
MI NOMBRE ES MICHEL SIMON PEREZ,NACI EL 18 DE DICIEMBRE DE 1970,EN RANCHO BOYEROS,LA HABANA.CUBA.
MI CASA QUEDABA SITUADA JUSTO AL LADO DE LA FERIA AGROPECUARIA DE RANCHO BOYEROS.POR ESO DESDE NINO MI GRAN PASION POR LOS CABALLOS,LOS RODEOS Y LAS FERIAS.ESTE MUNDO ME ABSORVIO POR COMPLETO.DE AHI MI VIDA SIEMPRE VINCULADA A ESTE GREMIO AL QUE TANTO AMO.
DESDE MUY JOVEN COMENCE A PRACTICAR EL RODEO,DONDE PRACTIQUE DESDE LAS ACROBACIAS A CABALLO,LAS MONTAS DE TOROS,EL ENLANCE DE TERNEROS,DERRIBO DE RESES A MANOS,ORDENOS DE VACAS Y TODAS LAS DICIPLINAS DEL RODEO CUBANO.ME GRADUE EN 1993 DE LICENCIADO EN MEDICINA VETERINARIA.FUI DIRECTOR DE LOS EQUIPOS DE RODEO DEL PARQUE LENIN Y CIUDAD DE LA HABANA,POR MUCHOS ANOS.HOY ALEJADO DE ESTOS QUEHACERES LOS SIGO AMANDO COMO EL PRIMER DIAS.
 

ESTE ES UN SENCILLO RECONOCIMIENTO A TODOS LOS QUE HAN DADO LO MEJOR DE SI EN LOS RODEOS Y LAS FERIAS EN CUBA.COMO NO HAY CASI NADA RECOGIDO DE ESTA RICA HISTORIA HEMOS DECIDIDO PUBLICAR ESTA PRIMERA PAGINA DEL RODEO CUBANO.UNIENDO NUESTRO RODEO CON EL MUNDO.29 MARZO 2009.

 

- Luis Quintero y Clara Girau.

""Una familia para el rodeo"".

El matrimonio de Luis Quintero con Clara Girau nació y se crió a la sombra de caballos y ganados. Con más de 30 años consagrados al rodeo, también su hijo Vladimir les sigue los pasos,no podía ser de otra manera:

En la pared de la sala, bajo los árboles, una yegua
rosilla amamanta su cría desde el
lienzo; el almanaque de la cocina despliega
caballos y otros caballos; en la esquina más
significativa de la casa, la bandera de campeones
y unos cuantos trofeos. No podía ser
de otra manera: la familia Quintero-Girau ha
consagrado toda una vida al rodeo.
Luis Quintero lo cuenta a su forma, como
lo más natural del mundo. Aprendió a trabajar
con el ganado de la mano de su padre, en
la finca de la familia, y a los 17 años comenzó
a montar toros, siempre bajo la protesta
materna.
“No he sido fatal, he montado miles de
toros y siempre alguno te tumba, me he
dado golpes, se me ha zafado un brazo, pero
nada más, y eso que lo estuve practicando
casi hasta los 50 años. Todavía me acuerdo
del toro El Polaco, que fue uno de los más
famosos de Cuba; estuvo invicto como en
130 montas sin que nadie le pudiera hacer el
tiempo; a mí también me derribó, pero luego
lo dominé como seis o siete veces”.
Con el tiempo también asumió las otras
especialidades: derribo, coleo, enlace de terneros
y un ingrediente que no podía faltarle, su
buen caballo Quarter Horse. Actualmente, Luis
Quintero, incluso, se desempeña como capitán
del Equipo Provincial de Rodeo y para algunos
clasifica entre los mejores vaqueros de
Cuba, con viajes a México y Colombia, como
representante del Equipo Nacional a eventos
internacionales de rodeo y coleo.
“Siempre me ha gustado entrenar, tengo
una pista aquí en El Modelo, una granja
de la Pecuaria Sancti Spíritus, donde
atiendo el ganado de desarrollo. Yo llevo
el rodeo por dentro, soy disciplinado y trato
de salir bien para que el pueblo disfrute de
un espectáculo con calidad. En esto lo que
hace falta es entrenar, dedicarle tiempo y
no tener miedo”.
Desde que lo vio, Clara Girau supo que él
no tenía miedo y por ese olfato femenino quizás
hasta intuyó que sería su hombre para
toda la vida. Aunque la neblina de los años
ha opacado algunos detalles, ella recuerda que
se conocieron en la Feria de Rancho
Boyeros, en los trajines del rodeo, y se enamoraron
en un viaje a México, donde él iba
como vaquero y ella, como escaramuza.
“Yo soy del campo, de Alonso de Rojas,
en Consolación del Sur, Pinar del Río, pero
había ido a estudiar a La Habana. Como mi
padre era director del Rodeo en Pinar, yo
practicaba todo eso, principalmente hacía
como vaquera la carrera de barriles. Además,
en la capital me quedaba en la casa
de Berto Reina, director del Equipo Nacional
de Rodeo, y los fines de semana iba a las
prácticas en Boyeros”.
En 1976, los vaqueros mexicanos trajeron
por primera vez a sus escaramuzas, especie
de deporte que incluye 10 ejercicios complicados,
con mujeres sobre corceles, sentadas
de lado sobre albardas, con vestidos rancheros.
La idea enseguida prendió en la isla y nació
la Escara-Cuba, un espectáculo hermoso
y colorido que Clara ayudó a fundar.
Durante muchos años perteneció al Equipo
Nacional de Escaramuzas y cuando en
1980 se mudó con Luis para Sancti Spíritus
sembró también aquí la belleza y el donaire
de esos ejercicios y filigranas y se convirtió
en la capitana del equipo.
“Me gusta todo lo del rodeo, es como
un hobby para mí y cuando me siento estresada
en mi trabajo de contabilidad, salgo
para la Feria, me monto en mi caballo
Tornado y salgo de allí como nueva. Las
escaramuzas de Sancti Spíritus se desintegraron
a principios del 2000, porque no
teníamos bestias, pero si eso se retomara
podría hacer de entrenadora para rescatarlo,
porque recuerdo aquella etapa como
la mejor de mi vida y nunca me he desvinculado
del rodeo, represento al frente
femenino en el Equipo Provincial, enseño y
apoyo en lo que puedo a las amazonas y
vaqueras”.
Pero lo que Clara no ha podido dominar
es esa angustia que la invade cada vez que
su único hijo, Vladimir Quintero, sale en la
monta de toros. Como era de esperar, el
muchacho siguió la huella de los padres y
ella no acaba de acostumbrarse.
Una familia para el rodeo: Luis, que piensa
jubilarse pronto, pero espera seguir en la
pista como entrenador o juez; Clara, con sus
añoranzas y esa necesidad indomable de
seguir a sus dos hombres, si de ganado y
lazos se trata; y ahora Vladimir, que empieza
a despuntar y ya abre la talanquera para
intentar domar su próximo toro.

POR SUS EXTRAORDINARIAS HISTORIAS DENTRO DE NUETRO MOVIMIENTO DE RODEO LUIS QUITERO Y CLARA GIRAU ENTRAN AL SALON DE LA FAMA COMO LEYENDA Y GLORIA DE '''EL MAS PURO RODEO CUBANO''.